Unas tumbonas creadas con tablas de palets.

 

Seguro que alguno de vosotros tiene la suerte de disponer de una pequeña terraza o jardín. Pero este espacio tan envidiado por muchos es a veces el gran olvidado de la casa. Hemos dedicado el tiempo y el dinero que teníamos a decorar el interior de la casa y al final la terraza queda medio desnuda, llena de trastos o macetas sin ton ni son y con aspecto destartalado. Nos encantaría  convertirlo en un espacio idílico, o al menos en un rincón agradable y a nuestro gusto,  pero resulta que los muebles de exterior no son nada baratos.  Pues te vamos a dar la prueba de que el bajo presupuesto no es un impedimento para que disfrutes de una zona perfecta para tomar el sol,  pasar las tardes leyendo al aire libre, o celebrar una tertulia acompañada de unas copas con los amigos.

Esos palets industriales que muchas veces se desechan son una madera que “aguanta lo que le echen” , una materia prima llena de posibilidades …

Si eres un poco manitas, y con un poco de tiempo, tu terraza revivirá por completo, con un presupuesto bastante razonable.

 

¿CÓMO SE HACEN?

MATERIALES:

  • Necesitas hacerte con unos palets
  • Una lijadora,  y unas lijas de grano medio o grueso, si no tienes lijadora, puedes lijar de manera manual, más incómodo, pero ejercitarás tus brazos, lo que no viene mal cara al verano.
  • Un par de botes de barniz, (o cualquier pintura adecuada para exteriores). Aunque la madera de palets es bastante resistente, es recomendable emplear un buen barniz o pintura para que pueda soportar el desgaste del sol o la lluvia).
  • Cuatro ruedas. Se pondrán en dos de las patas de las tumbonas para facilitar su movimiento. Busca materiales que sirvan para el exterior. (Esto es opcional, si no necesitas que rueden, ignora este paso)
  • Un par de colchonetas de espuma del grosor que elijas. Nosotros hemos usado espuma de una densidad media, no muy delgadas para que no sean incómodas, pero no demasiado gruesas, para no perjudicar el bolsillo. Cuanto más gruesas, y más densas,  más caras… es fácil…
  • Tela para hacer las fundas. Hemos  comprado tela de exterior, de la que suelen usar para tapicerias de barcos, a riesgo de caer en un error, nos parece recordar que se pide como loneta náutica, es más cara que una tela normal, pero es increiblemente resistente, impermeable y de fácil mantenimiento.  En este caso tanto las colchonetas de espuma como la tela especial para exterior fueron adquiridas en El Kilo, pero esto también entra dentro de tus elecciones personales.  (Puedes optar por comprar las colchonetas hechas y tapizadas, pero tal vez sean un poco más caras o no las encuentres a tu gusto) * Opción ahorro:  Si tus hamacas no van a sufrir demasiado trote  y no les da el sol demasiadas horas puedes sustituir esta tela especial por una loneta normal.  Si optas por esta última opción y no quieres ver como pierden el color en poco tiempo, te recomendamos un color crudo.
  • 5 listones para la estructura base:  2 listones de 210 cm de largo y 3 listones de 55 cm. El ancho de listones es de 2,5 cm y la altura 10 cm. (Los puedes adquirir en cualquier establecimento especializado, estos en particular son de Maderas Santana).

ELABORACIÓN:

La elaboración de estas tumbonas es realmente sencilla.

1 – Primer paso y el más tedioso, se necesita un buen desayuno y un poco de paciencia: Desarmar los palets para obtener las tablas que usaremos para la superficie de descanso de las tumbonas.

2 – Después de que tengas todas las piezas bien lijadas, las tablas de los palets, y los listones que has comprado, te han regalado, o lo que sea..Es importante que no te saltes este paso para que no se rompa la tela que pongas encima y no clavarnos ninguna astilla de madera cuando más tarde estés disfrutando de tus tumbonas, cosa poco deseable….

3 – Hacemos la estructura base, haciendo un rectángulo con los listones unidos con tirafondos. Aproximadamente 210 cm de largo por 60 cm de ancho. (Esto es una idea, si quieres unas tumbonas más anchas, o quieres una grande estilo “cama de matrimonio” varía las medidas a tu gusto.

4 – Montaremos las tablas del palets sobre la estructura rectangular que hemos realizado con los listones. (Las tablas no irán unidas, sino dejando separación entre cada una de ellas)

5 – Una buena idea: Puedes hacer que el respaldo sea reclinable ,de esta forma el respaldo podrá subir y bajar. Basta con montar otra pequeña estructura similar a la que hicimos al principio para colocar las tablas, pero en este caso 5 cm más estrella para que encaje dentro de la otra. Y colocar unos listones a modo de soporte que regulará la posición del respaldo.

6 – Hacer las patas, puedes usar parte de los listones que has comprado o recortes de las tablas de los palets. Las medidas de las patas dependen de lo altas o bajas que quieras que sean tus tumbonas. Consejo: Cuanto más bajas sean las tumbonas tendrán más estabilidad y menos madera necesitarás..

7- Colocar las ruedas en las patas del respaldo.

8 – Luego barnizaremos o pintaremos a nuestro gusto.

9- Hacer las fundas de las colchonetas: La elaboración es muy sencilla, Un simple rectángulo cerrado con velcro en un extremo.  Más fácil imposible. Ten cuidado con las medidas, mide tres veces y ejecuta una”. Si te equivocas al medir corres el riesgo de que las fundas no entren en las colchonetas, cosa imposible de solucionar, o de que queden demasiado holgadas y hagan unas arrugas muy feas. Si no sabes usar la máquina de coser, siempre está la opción de encargarlas a una costurera, o poner cara de buenos y tirar de madres, abuelas….

10 – Para completar el rincón hemos creado una mesita auxiliar, con los listones que nos han sobrado, a la misma altura que las tumbonas. Puede ser rectangular, cuadrada … como quieras. El sistema, el mismo, se crea una estructura y se colocan las pequeñas tablas para la superficie encima.

11- Idea: Si te sobró tela de las fundas haz unos pequeños almohadones para reposar la cabeza y colócale unas cintas que puedas unir con velcro por la parte inferior de la tumbona. Así el viento no se los llevará. Esto lo puedes hacer también con las fundas de las colchonetas y así todo quederá bien sujeto. Si no te sobró tela, pues compra unos cojines baratos, color blanco o crudo, para evitar decoloración y ¡listo! ¡A disfrutar se ha dicho!

Si te ha gustado esta idea, aún estas a tiempo de disfrutar de una magnifica terraza este verano.

¡Manos a la obra!


Fatal error: Call to undefined function get_previous_post_link() in /homepages/16/d301817049/htdocs/concursoindianos/wp-content/themes/auberge/inc/setup.php on line 1417